lunes, 7 de julio de 2014

Make-up

Si te gusta todo lo referente al maquillaje y a la belleza como yo, debes saber que hay unas herramientas que hace la diferencia entre un buen maquillaje y un maquillaje perfecto: las brochas, y entre tantas opciones que hay en el mercado te preguntarás, ¿para qué sirve cada tipo de brocha?

Pues aquí te lo explico yo:

 

 Brocha para base: este tipo de brochas tiene las cerdas compactas y planas, es perfecta para aplicar y difuminar tu base, además con ella llegarás a cada rincón de tu rostro.

Brocha para sombras: Para aplicarlas busca una de cerdas cortas y compactas y para diguminar busca una que tenga cerdas largas y sueltas. Con estas dos brochas mejorarás el efecto de tus sombras.


Brocha para rubor: es de cerdas largas y suaves. Con esta brocha la aplicación del rubor se ve mucho más profesional y limpia.


Brocha para cejas: Es de cerdas cortas y anguladas. Con ella puedes rellenar de una manera muy natural tus cejas.

Brocha para labios: De cerdas cortas ideales para aplicar el color en los labios. Toma el color directo del lipstick, gastas menos producto y tus labios quedan más definidos.


Muy importante lavarlas al menos una vez a la semana, así te durarán más tiempo.

¿Os ha gustado?

Cualquier pregunta en:


Kiss